El recupero financiero de los planes de viviendas mejoró en un 60 por ciento

El plan de financiación y cancelación anticipada para viviendas construidas por el IPVU contemplado en la ley provincial 2828 registra un total de 2.500 inscripciones y 400 refinanciaciones a dos meses desde su implementación.

Neuquén.- El director de Recupero Financiero del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), Juan Martín Insúa, dijo hoy que con la implementación del plan de financiación y cancelación anticipada para adjudicatarios de viviendas construidas por el organismo, que comenzó en marzo de este año, la recaudación mejoró cerca de un 60 por ciento con respecto al año anterior. “Esto significa un incremento muy importante teniendo en cuenta que son valores que no se ajustan” por inflación, señaló el funcionario.

Explicó que el plan fue una iniciativa del gobernador Jorge Sapag para que los beneficiarios de viviendas puedan escriturar, y de esta manera tener derechos y beneficios adicionales. La ley 2828 de Recupero de Saldos Deudores y Regularización Dominial aprobada por la Legislatura provincial consiste en un plan de facilidades de pago, que incluye importantes descuentos para quienes decidan cancelar la deuda al contado y tener la escritura en pocos meses.

La ley contempla tres opciones de cancelación: si el pago es al contado el descuento es del 40 por ciento, si se hace en 24 cuotas el descuento alcanza el 25 por ciento, y si se hace en 48 cuotas el descuento llega al 15 por ciento. El interés de financiación de las cuotas es del dos por ciento anual. Los beneficiarios cumplidores accederán a un porcentaje adicional de descuento que puede llegar al 20 o 10 por ciento.

Insúa indicó que el plan empezó a implementarse a mediados de marzo pasado y hasta la fecha hay 2.500 inscriptos y casi 400 refinanciaciones. “El horizonte del plan es obtener 5 mil regularizaciones”, señaló.

Explicó que la el ingreso al plan se hace por el sitio web www.viviendaneuquen.gob.ar Allí se debe completar el formulario, solicitar la entrada a la ley, e indicar si quiere cancelar de contado o regularizar. De esta forma, se empieza a tramitar un expediente que pasa por distintas áreas; luego se cita al beneficiario y se le entrega una clave para que la persona pueda seguir el trámite por internet e incluso imprimir las facturas.

Comunicó que la vigencia del plan es de 180 días corridos, más 60 días para terminar resolver las últimas inscripciones. Pueden ingresar al plan todas las personas que tengan una vivienda construida por el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo con anterioridad a diciembre de 2007.

Aclaró que si la vivienda fue construida por el IPVU y luego el crédito se cedió a la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) el beneficiario también puede acogerse a los beneficios de la ley.