El papa Francisco advirtió que el conflicto en Ucrania se agravó y llamó a respetar la tregua

Una vez más, el sumo pontífice dedicó parte de su mensaje dominical al conflicto en Ucrania, al advertir que la situación "se agravó nuevamente en esta semana" y llamar a que se respete la tregua que fue firmada el año pasado y ratificada por ambas partes en febrero.

«Renuevo mi triste llamamiento para que se respeten los acuerdos para alcanzar la pacificación con la ayuda de las organizaciones y de las personas de buena voluntad y que se responda a la emergencia humana en el país», pidió el papa durante la ceremonia del rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro.

Francisco se refirió al conflicto en Ucrania en la víspera de la reunión que mantendrán mañana lunes los presidentes de ese país y sus principales aliados europeos, Francia y Alemania en Berlín.

Petro Poroshenko, Francois Hollande y Angela Merkel, respectivamente, se reunirán en la capital alemana para discutir el reciente repunte de las hostilidades de ambos lados, como han denunciado en repetidas ocasiones los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

«No estamos dispuestos a asumir que el Acuerdo de Minsk es historia como algunos pretenden», adelantó esta semana el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores alemán, Martin Schäfer, en referencia a la tregua firmada en septiembre del año pasado y ratificada en febrero pasado en la capital bielorrusa.

Según este texto, ambos lados, el Ejército y sus grupos paramilitares aliados de un lado y las milicias separatistas pro rusas con apoyo de muchos ex combatientes rusos del otro, aceptaron respetar un alto el fuego, establecer una línea de separación y retirar el armamento pesado de las proximidades de las ciudades.

Además, este acuerdo establecía una serie de medidas políticas como una reforma constitucional, la convocatoria de elecciones regionales y el reconocimiento de una amplia autonomía para las dos provincias orientales sublevadas, Donetsk y Lugansk.

Pese al compromiso verbal de ambas partes y al presunto apoyo internacional al texto, la tregua nunca se cumplió completamente y con el pasar de los meses la situación volvió a deteriorarse.