Todas las personas que “rompieron el silencio” sobre el acoso sexual, las primeras mujeres que revelaron el caso del productor de cine Harvey Weinstein y las miles que siguieron su ejemplo, fueron designadas “Personalidad del año” 2017 por la revista estadounidense Time.

“Los rompedores de silencio” son una amplia gama de personas, en su mayoría mujeres que incluye a quienes compartieron sus historias de abuso usando el hashtag #MeToo (Yo también) hasta convertirse en un grito de las personas abusadas, que también se oyó fuerte en la Argentina.

La campaña desencadenó el reconocimiento de una incómoda verdad en Estados Unidos. Desde entonces, no pasa un día sin que alguna personalidad de primer orden no sea acusada de abuso sexual. Muchas fueron despedidas o suspendidas de sus trabajos.

Hombres del poder político, del entretenimiento, de los medios, de la cultura y de la política son los primeros acusados, pero las víctimas provienen de todos los sectores sociales, destacó Time.

El anuncio del premio coincide con la publicación por The New York Times de una gran investigación sobre las múltiples complicidades que permitieron a Harvey Weinstein causar estragos durante años.

Después de las actrices Ashley Judd, Rose McGowan y Angelina Jolie, más de un centenar de mujeres acusaron al productor de abusos sexuales, desde el acoso a la violación. Varias de ellas revelaron acuerdos entre abogados para que nada se filtre de esos hechos.

Weinstein desmintió las acusaciones a través de sus abogados y por el momento no es objeto de ningún proceso judicial, a pesar de que se abrieron investigaciones en Nueva York, Los Ángeles y Londres.

En la tradicional clasificación de “Personalidad del año”, el presidente estadounidense, Donald Trump, quedó segundo.