Neuquén.- La policía neuquina realizó hoy un amplio operativo de desalojo del grupo mapuche Futa Trayen que había ocupado tres campos de casi 3.000 hectáreas situadas en Loma Campana, un paraje que le provee agua al yacimiento de Vaca Muerta donde operan YPF y Chevron.

En el operativo policial se detuvo a tres personas que portaban armas de fuego y bombas molotov. Según fuentes policiales, “el operativo se realizó con total tranquilidad y no hubo heridos ni personas dañadas”.

En las tierras lindantes a estos campos actualmente están operando las compañías YPF y Chevron que por la toma del campo veían complicadas sus tareas en los últimos meses. En esos campos actualmente también hay desarrollo de actividad agropecuaria como la cría de ganado y el cultivo de frutos.

Pablo Servi, el titular del consorcio de riego Tratayen, expresó que “detrás de esta organización seudo mapuche se busca avanzar sobre las obras de Vaca Muerta para amenazar la economía del lugar”.

Durante el operativo de desalojo intervinieron 90 efectivos de la policía de Neuquén.