Buenos Aires.- Este mediodía, la PROCELAC, el ala del Ministerio Público encargada de investigar delitos de lavados de dinero bajo las órdenes de los fiscales Laura Roteta y Gabriel Pérez Barberá, presentó una fuerte denuncia contra Hugo Moyano, su hijo Pablo, el sindicato de Camioneros y un cúmulo de empresas y grupos económicos vinculados al jefe sindical.

Evasión impositiva masiva y un presunto lavado de dinero son los delitos que expresó la denuncia presentada. Según el escrito, el sindicalista lleva adelante estas acciones a través de una compleja red de empresas, cuentas y depósitos que datan desde el año 2008, con compras de inmuebles también incluidas en el esquema.

La denuncia recayó por sorteo en el Juzgado en lo Penal Económico Nº3 a cargo de Rafael Caputo y la Fiscalía Nº8 de Alicia Sustaita.