Capital Federal.- Luis D’Elía permanece detenido hace 40 días en el penal de Marcos Paz, tras ser procesado por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA a través de la firma del Memorándum con Irán.

“Hay que poner la protesta social en las calles; hay que conseguir que el presidente renuncie, que se vaya. Eso no es un golpe. Pedir la renuncia de alguien no es un acto sedicioso. Yo no lo deseo, va a pasar: Macri no va a terminar su mandato”, dijo el dirigente social en declaraciones radiales.

D’Elía destacó que, si bien Macri ganó las elecciones legislativas en octubre, el descontento social se manifestó en “El diciembre que tuvimos”. “Los que salieron a cacerolear hace unos días eran los votantes de Macri, no los nuestros”, analizó.

El dirigente dijo que se encuentra de muy buen ánimo y consideró que su paso por la cárcel es como un retiro espiritual. Sin embargo, reiteró que es un preso político. “Yo no estoy preso por corrupción ni nada por el estilo, estoy preso en Marcos Paz por una arbitrariedad política brutal”, denunció.

“Yo tengo la sensación de que los verdaderos delincuentes no están en la cárcel. Acá hay gente presa por robar una rueda de auto, una bicicleta. La cárcel es para los pobres. Los chorros de este país están en ‘Narcodelta’ y no acá”, agregó.

“Estoy acá por un memorándum que nunca firmé ni voté. Soy un preso político”, comentó, en referencia a la causa por presunto encubrimiento a los iraníes acusados de participar del atentado a la AMIA (ocurrido el 18 de julio de 1994 y en el que murieron 85 personas), en la que también quedaron procesados varios ex funcionarios del gobierno anterior.

En este marco, esta semana el juez federal Sergio Torres rechazó un nuevo planteo de la defensa del piquetero para ser excarcelado. Este rechazo podrá ser apelado ante la Cámara Federal porteña.