Neuquén.- Un conductor alcoholizado casi provoca un accidente de gran magnitud. Chocó dos autos que estaban estacionados y casi atropella a 2 nenes cuando se dirigían a la escuela.

El hecho ocurrió esta mañana a las 8, en la calle Primeros pobladores entre Perú y Paraguay, del barrio Don Bosco de la ciudad de Neuquén.

El conductor del vehículo y su acompañante fueron detenidos y debieron ser trasladados a un hospital por heridas de consideración.

En el lugar estuvieron presentes personal policial, de salud y agentes de tránsito del municipio.