Neuquén.- La concejal del MPN, Vanina Merlo, encabezó una reunión para trabajar en el desarrollo de una normativa que aborde la problemática de la superpoblación de perros y gatos en la ciudad.

De la actividad, participaron integrantes del Instituto de Derecho Animal, de la ONG “Perros Perdidos”, y del Colegio de Médicos Veterinarios de Neuquén; también participaron la subsecretaria de Medio Ambiente del municipio, Silvia Gutiérrez, proteccionistas y concejales de distintos bloques.

“La iniciativa surge a partir de un proyecto que presentó el Instituto de Derecho Animal que plantea la castración quirúrgica como único método para el control del crecimiento poblacional animal. Con este proyecto, debemos evaluar qué puntos de la ordenanza 11036, que regula la tenencia responsable de mascotas, se deben modificar para tratar de manera eficaz la superpoblación de animales”, explicó Merlo.

Durante la reunión, se abordó la necesidad de que el municipio aumente la cantidad de turnos de castración en los barrios, la distribución de la medicación pertinente antes y después de las intervenciones quirúrgicas, y la falta de traslados de los animales a los dispensarios de Zoonosis.

“Hoy el municipio no cumple con el objetivo de realizar 10.000 castraciones al año, que es lo que prevé la ordenanza vigente. No responde a la gran demanda de esterilizaciones que hay en distintos sectores, por lo que queda en evidencia la falta de acceso con la que se encuentra el vecino que lleva a su mascota a castrar. Seguiremos trabajando para crear una normativa que establezca la metodología para el control poblacional de estos animales, a la vez que comprometa a la sociedad en el cuidado animal y que el municipio por su parte, deberá asegurar”, señaló Merlo.