Con 10 hombres, Estudiantes lo igualó sobre el final y venció en los penales a Gimnasia

Estudiantes, que jugaba con uno menos por expulsión a Pereira, lo empató 3-3 en el final gracias a Vera y le ganó el clásico a Gimnasia 4-3 en los penales. El Lobo estuvo ahí de ganarlo, pero increíblemente se le escapó.

Mar del Plata.- Estudiantes se quedó con un clásico increíble en Mar del Plata, luego de estar dos goles abajo y de sufrir la expulsión de Pereira, uno de sus refuerzos. Cumplido el tiempo reglamentario, el uruguayo Vera lo empató 3-3 y el Pincha terminó festejando 4-3 en la tanda de penales. Mística que le dicen.

Gimnasia se puso rápido en ventaja a través de Maxi Meza, que volvió loca a la defensa de Estudiantes y fue una de las figuras del partido. Pero el Pincha reaccionó y la última línea del Lobo tampoco daba garantías. Tras un cabezazo pifiado de Oreja, a Auzqui le quedó servida para empatarlo de volea. Un travesaño de Vera y otro de Vegetti le pusieron picante a la noche y, sobre el final del PT, el capitán Licht volvió a adelantar a los suyos desde el punto penal (dudoso sobre Barsottini).

Gimnasia volvió a salir mejor y aumentó la ventaja después de una gran acción de Vegetti, que amagó a tocarla y la dejó pasar para el segundo de Meza. El Enano Acosta, recién llegadito de Boca, entró y puso el 2-3 después de un gran control y definición en el área. Pero al toque Pereira (había mostrado buena proyección por su banda) se fue expulsado y le cortó el envión a Estudiantes. El Lobo ganaba tranquilo y con ventaja numérica, pero se durmió en el final, y en la primera salida en falso de Bonnín, Vera empardó 3-3 a los 46′.

Ya en los penales, Licht erró, Vegetti la tiró a las nubes (Acosta reventó el travesaño) y Estudiantes, que en los 90 no la había pasado nada bien, se terminó quedando con un clásico que, aunque fue amistoso, tuvo todos los condimentos de un duelo por los puntos. La Plata es para el Pincha.

Olé