Chile.- Tres iglesias de Chile sufrieron ataques con artefactos explosivos caseros en las últimas horas, a sólo tres días de la llegada del Papa Francisco a ese país.

Uno de los hechos intimidatorios ocurrió en la en la parroquia Santa Isabel de Hungrí de Estación Central, en Santiago de Chile. Allí se encontró un panfleto elaborado en una computadora, que contenía una amenaza contra la presencia del Sumo Pontífice en ese lugar: “No nos someteremos jamás al dominio que quieren ejercer sobre nuestros cuerpos, nuestras ideas y actos, porque nacimos libres de decidir el camino que queramos tomar. Contra todo religioso y predicador”, rezaba el texto.

“Cuerpos libres, impuros y salvajes. Atacaremos con el fuego del combate haciendo explotar su asquerosa moral. Libertad a todos los presos políticos del mundo! Wallmapu libre! Autonomía y resistencia. Papa Francisco, las próximas bombas serán en tu sotana!”, agrega el panfleto.

Carabineros de Chile y la Policía civil (PDI) investigan si en los tres ataques explosivos hubo coordinación entre grupos. El último fue cerca de las cuatro de la madrugada en la comuna de Peñalolén, en la iglesia Cristo Vencedor. Allí lanzaron un artefacto que rompió parte de la puerta principal.

El otro ataque fue simultáneo con el de Peñalolén (sector cordillerano de la capital chilena) y ocurrió en Recoleta, una comuna muy cercana al centro de Santiago. En la iglesia Emmanuel, otro explosivo dejó con daños el ingreso.

Al respecto, Michelle Bachelet manifestó: “Esto de anoche es muy extraño, porque no es algo que uno pueda identificar como un grupo específico, se llama algo así como ‘por los cuerpos libres’ (…)”. En diálogo con la local Radio Oasis, la presidenta saliente de Chile acotó: “En democracia la gente puede expresarse mientras lo haga de manera pacífica y adecuada”.