Buenos Aires.- La ex presidente, Cristina Fernández Kirchner, dio a conocer en las redes sociales que su hija está mal de salud y recibe tratamiento médico en Cuba. Por este motivo, presentó un certificado que atestiguan su salida del país y expresó en el vídeo que “producto de la persecución feroz a la que fue sometida empezó, hace ya un tiempo, a tener severos problemas de salud. El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud”.

La senadora explicó que su hija viajó en diciembre del año pasado a Cuba al Festival de Cine de La Habana para la presentación de la película “El camino de Santiago”. Allí, decidió realizarse un chequeo y le indicaron el inicio de un tratamiento. En febrero vuelve para realizar una capacitación para guionistas y “no pudo, siquiera iniciarlo porque cuando llegó su estado de salud se había deteriorado sensiblemente”.

En el vídeo relató que presentaron la documentación pertinente y afirmó: “Solicitamos lo que corresponde: la reserva que el caso amerita, para no seguir afectando todavía más su estado clínico”. Y aseguró que el hostigamiento deviene por ser hija de militantes y ex presidentes del país, y en este sentido pidió “a los que nos odian, o que nos ven como enemigos, que por favor se metan conmigo. Pero no con ella. No más con ella por favor”.