Neuquén.- El Bloque Frente Neuquino-UNE-FPN presentó un proyecto de ordenanza que busca modificar la sanción para los conductores que se niegan a realizarse la prueba en un control de tránsito.

“Queremos evitar ciertas avivadas por parte de los conductores alcoholizados, que ven más barato pagar la multa de la negativa al test que surge de la real graduación alcohólica en sangre al momento del control”, argumentó a favor del proyecto el concejal de UNE Fernando Schpoliansky, quien impulsa la modificación de la norma antialcohol, junto con su par Francisco Baggio.

Las penas que hoy rondan los 3 mil pesos podrían llegar a ascender a los 40 mil pesos.