Neuquén.- Policía de la provincia demoró hoy, alrededor de las 2 de la mañana, a un hombre de 40 años que conducía ebrio y sin los papeles de su camioneta. El hecho tuvo lugar en las calles 1° de Enero y Rosario de Neuquén capital.

Mientras efectuaban un recorrido de rutina, los uniformados observaron a un hombre que conducía una camioneta, al que le hicieron seña para que detuviera la marcha y así poder realizar la identificación de la persona y del rodado. Al momento de la solicitud de la documentación, el hombre dijo no la tenía.

Ante la presencia de un fuerte olor a alcohol, la policía pidió la intervención de personal de Tránsito del municipio capitalino. Éste confirmó que el conductor tenía 2,99 gramos de alcohol en sangre; por lo que inmediatamente se efectuó el secuestro de la camioneta.

Afortunadamente, el hombre no causó ningún accidente de tránsito.