San Juan.- La minera Barrick podrá reactivar sus operaciones en la mina de Valedero tras el derrame de más de un millón de litros de solución cianurada, dado que la Justicia decidió levantarle la inhibición.

El juez de Jáchal, Pablo Oritja, notificó a la empresa minera sobre su decisión de terminar con la suspensión de las  operaciones, aunque le puso “condicionamientos” que hasta el momento  no se revelaron, según un diario de la zona.

La empresa, tras el incidente y posterior inspección del  juez, encaró obras de mejoras en el valle de lixiviación que habían sido ordenados por la Justicia para garantizar la seguridad en el área.

La compañía canadiense que explota Veladero reconoció ayer que se derramaron más de un millón de litros de solución cianurada pero aseguró que el volumen derramado no tiene impacto en la salud de las personas.

Fuente El Cronista